Eres la visita número

Únete ♥

viernes, noviembre 6

A horcajadas

 Qué impredecible es la vida a veces y cuanto miedo nos da el fracaso.

Sincerándome, el fracaso me asusta.
Creo ir a horcajadas con la vida resurgiendo de mis cenizas al límite y salvándome por momentos. No me explico aún como duermo por las noches con la cantidad de marañas que se enredan en mi mente a diario. Incluso me cuestiono más de lo que debería. Incluso me replanteo más de lo que me gustaría.

Definitivamente, la vida no es tan fácil como te la pintan de niños y no es tan difícil como nos la hacemos de adultos. Ojalá viniera con libro de instrucciones.
Pero si así fuera, ¿Qué tendría esta vida de increíble?¿Qué sería de las emociones fuertes?


¿De la pasión?

¿De la duda?

¿De la desesperación y de la alegría?

Al final caemos por nuestro propio peso, también cuando el peso no pesa tanto.
Porque así somos. Así seremos.





Estoy muy desaparecida por aquí, lo sé.

Pero sigo viva.